domingo, 27 de septiembre de 2009

Bart Ehrman

Bart Ehrman

Bart Ehrman.jpg
Bart D. Ehrman es un erudito sobre el Nuevo Testamento y experto en el paleocristianismo. Recibió su Ph.D y Magíster en Divinidad del Seminario Teológico de Princeton donde estudió bajo Bruce Metzger. Actualmente es el jefe del Departamento de Estudios Religiosos en laUniversidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. Fue presidente para la Región Sudeste de laSociedad de Literatura Bíblica, y trabajó como editor de un número de publicaciones de la Sociedad. Actualmente, coedita la serie «Nuevo Testamento, Herramientas y Estudios».

Mucho de la obra de Ehrman se ha focalizado en diversos aspectos de la tesis de Walter Bauer, según la cual el cristianismo fue siempre diferente o disparejo. A menudo se considera a Ehrman como un pionero al conectar la historia de la iglesia primitiva con las variantes textuales dentro de los manuscritos bíblicos y al acuñar términos tales como «cristianismo proto-ortodoxo». En sus escritos, Ehrman se ha avocado a la crítica textual. A partir de que desde los tiempos de la patrística, hubo herejes como Marción que fueron acusados de intervenir los manuscritos bíblicos, Ehrman especula que con frecuencia fue la ortodoxia la que «corrompió» los manuscritos, alterando el texto para promover puntos de vista particulares. Ha escrito o contribuido con diecinueve libros.

Ehrman tiene dos hijos: una hija, Kelly, y un hijo, Derek. Se casó con Sarah Beckwith (Ph.D.,King’s College London).

Ehrman se convirtió en evangélico durante su adolescencia. Asistió al instituto bíblico Moody y al Wheaton College, donde se graduó de Licenciado en Letras (Bachelor de Arts), en 1978.

Su deseo de conocer las palabras originales de la Biblia lo llevó a la crítica textual, lo que socavó su fe en ésta como la palabra infalible de Dios.

En la actualidad, Ehrman se considera a sí mismo como agnóstico.

Articulo relacionado:
Obras del autor

Traducidas al castellano
Ehrman, Bart (2003). Los Cristianismos perdidos. Los credos proscritos del Nuevo Testamento. Crítica, Barcelona. 2003. ISBN-13: 978-8484325734.
Ehrman, Bart. Jesús no dijo eso, los errores y falsificaciones de la Biblia. Crítica, Barcelona. ISBN-13: 978-8484328520.
Ehrman, Bart. Simón Pedro, Pablo de Tarso y María Magdalena. Crítica, Barcelona. ISBN-13: 978-84-8432-889-6.
Ehrman, Bart. Verdades y mentiras de El Código da Vinci. Poliedro, Barcelona. ISBN-13: 978-84-96071-60-5.
Ehrman, Bart (2007). El Evangelio de Judas. Crítica, Barcelona. ISBN 84-8432-929-1.
Ehrman, Bart (2008). ¿Dónde está Dios?: El problema del sufrimiento humano. Crítica, Barcelona. ISBN-13: 978-8484325635.
En inglés
Ehrman, Bart (2008). God's Problem. HarperOne, USA. ISBN 0-06-117397-5.
Ehrman, Bart (2006). The Lost Gospel of Judas Iscariot: A New Look at Betrayer and Betrayed. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-531460-3.
Ehrman, Bart (2006). Peter, Paul, and Mary Magdalene: The Followers of Jesus in History and Legend. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-530013-0.
Ehrman, Bart (2005). Misquoting Jesus: The Story Behind Who Changed the Bible and Why. HarperSanFrancisco. ISBN 0-06-073817-0.
Metzger, Bruce M.; Ehrman, Bart (2005). The Text of the New Testament: Its Transmission, Corruption, and Restoration. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-516667-1.
Ehrman, Bart (2004). Truth and Fiction in The Da Vinci Code: A Historian Reveals What We Really Know about Jesus, Mary Magdalene, and Constantine. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-518140-9.
Ehrman, Bart (2004). A Brief Introduction to the New Testament. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-516123-8.
Ehrman, Bart (2003). The New Testament: A Historical Introduction to the Early Christian Writings. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-515462-2.
Ehrman, Bart; Jacobs, Andrew S. (2003). Christianity in Late Antiquity, 300-450 C.E.: A Reader. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-515461-4.
Ehrman, Bart (2003). The Apostolic Fathers: Volume II. Epistle of Barnabas. Papias and Quadratus. Epistle to Diognetus. The Shepherd of Hermas. Harvard University Press. ISBN 0-674-99608-9.
Ehrman, Bart (2003). The Apostolic Fathers: Volume I. I Clement. II Clement. Ignatius. Polycarp. Didache. Harvard University Press. ISBN 0-674-99607-0.
Ehrman, Bart (2003). The New Testament and Other Early Christian Writings: A Reader. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-515464-9.
Ehrman, Bart (2003). Lost Scriptures: Books that Did Not Make It into the New Testament. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-514182-2.
Ehrman, Bart (1999). Jesus: Apocalyptic Prophet of the New Millennium. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-512474-X.
Ehrman, Bart (1998). After the New Testament: A Reader in Early Christianity. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-511445-0.
Ehrman, Bart (1996). The Orthodox Corruption of Scripture: The Effect of Early Christological Controversies on the Text of the New Testament. Oxford University Press, USA. ISBN 0-19-510279-7.
Ehrman, Bart (1987). Didymus the Blind and the Text of the Gospels (The New Testament in the Greek Fathers; No. 1). Society of Biblical Literature. ISBN 1-55540-084-1.

Jesús no dijo eso
September 27, 2009

Tal y como el mismo autor dice en sus páginas finales, la motivación del libro parte de que el autor, preocupado por establecer lo que los textos originales de la Biblia dicen, dado que es la palabra revelada de Dios, inspiración directa de su sabiduría a los hombres, encontró tantas tergiversaciones y modificaciones a lo largo del tiempo, que terminó por dudar, no ya de que las palabras de Dios fueran recogidas fielmente alguna vez, sino de que ni siquiera sea verdad que Dios inspirara algo a nadie en alguna ocasión, dado que ni siquiera se molestó en que la palabra se mantuviera inalterada.

Confesión que viniendo de un fundamentalista cristiano de EEUU, desde luego tiene mucho mérito.

En otra ocasión ya he mencionado aquí la obra de Ehrman y lo que me gusta, no solo su estilo sino la honestidad intelectual que desprende.

Si quieren conocer los métodos de los que se vale la crítica textual neotestamentaria para tratar de establecer lo que se supone es la palabra original de los evangelios, este libro es imprescindible. De hecho, todos los libros de Ehrman lo son, y poco a poco me los voy leyendo todos, que en algunos casos incluso son difíciles de conseguir en castellano.

Jesús no dijo eso Los errores y falsificaciones de la Biblia

Ehrman, Bart D.

Número de páginas: 248
Encuadernación: Rústica
Formato: 15 x 22,2 cm
Fecha de publicación:11/2006

Edita: Crítica

Aun en nuestros días, tras la lectura de un pasaje de la Biblia se suele decir “palabra de Dios”, como si lo que está escrito en el Nuevo Testamento fueran las palabras exactas que pronunció Jesucristo o los textos originales de Pablo de Tarso. En realidad esa “palabra de Dios” es, en muchos casos, solamente palabras de los hombres, porque, a lo largo de mil quinientos años, los diferentes traductores y copistas de la Biblia introdujeron un sinfín de errores accidentales y cambios malintencionados que pasaron a las ediciones impresas. Ahora, por primera vez, el eminente especialista del Nuevo Testamento Bart D. Ehrman (autor de Los cristianismos perdidos) reconstruye los textos originales, nos revela cómo, dónde y por qué fueron manipulados y nos demuestra que muchas de nuestras creencias más profundas sobre la divinidad de Jesús, la Trinidad o los orígenes divinos de la Biblia misma carecen de fundamento documental. Quien lea Jesús no dijo eso nunca volverá a leer, del mismo modo, los evangelios o las epístolas de San Pablo

fuente:
wikipedia

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Poncio Pilatos

Poncio Pilatos

¿Qué dice la Historia sobre Pilato?

La historia dice que fue enviado como gobernador a Palestina por Tiberio en el año 26 de nuestra era. Sucedió en el cargo a Valerio Grato y era el quinto gobernador de Roma en esta zona, que lo puso al frente de una circunscripción de segunda categoría a la que pertenecían tres pequeñas provincias: Judea, Samaria e Idumea. Esta última tenía fronteras poco definidas, por lo que necesitaba vigilancia especial. Era una región difícil y problemática. En ella había frecuentes revueltas. No era procurador, como muchas veces hemos oído, sino un simple prefecto, como lo demuestra la lápida encontrada en Cesárea Marítima el año 1961.

Su residencia oficial estaba en Cesárea, ciudad construida por Herodes el Grande, a la que puso tal nombre para congraciarse con el emperador César Augusto. El ambiente de la ciudad era helenizado, por lo que podía llevar una vida regalada, sin oler constantemente a carne asada de los sacrificios, como ocurría de residir en Jerusalén. Pero durante las grandes festividades judías en las que se congregaba gran número de peregrinos, se trasladaba a Jerusalén con el fin de evitar revueltas, ya que las aglomeraciones eran caldo de cultivo para ellas. La guarnición militar de Jerusalén no superaba los 4.500 soldados. No eran legionarios romanos, sino tropas auxiliares, reclutadas entre sirios, griegos y samaritanos. Se dividían en "cohortes" y "alas". En casos excepcionales el prefecto podía recurrir al legado de Siria, su superior inmediato, para pedir refuerzos.

El cometido del prefecto era advertir a las autoridades religiosas locales que no se entrometieran en asuntos de la administración civil: el de recaudar los impuestos y el de evitar y reprimir levantamientos secesionistas.

El cargo de prefecto se renovaba cada tres años. Pilato estuvo diez, lo que dice mucho en su favor a pesar de las criticas severas que le han hecho y de la acusación de que no se preocupaba de los asuntos de la metrópolis. A este respecto no olvidemos que Tiberio tenía costumbre de retener a algunos funcionarios más de tres años, porque decía que, al pretender enriquecerse en tan poco tiempo, podían cometer desmanes. Y ponía por ejemplo el de un hombre solo y abandonado al que acudían las moscas a chuparle la sangre por estar lleno de llagas. Pasó por allí uno que se compadeció del pobre y quiso espantar a las moscas. El llagado se opuso y gritando dijo: "Déjalas, ya me han chupado bastante y están hartas. Si las espantas vendrán otras hambrientas y me chuparán la poca sangre que me queda".

Pilato, ¿antisemita?

La gestión de Pilato en Palestina estuvo marcada por varios hechos de cierta importancia. Nada más llegar a esta región, como reconocimiento al emperador Tiberio e influido por el ambiente antijudío del que hablaremos, mandó instalar en Jerusalén las insignias de su tropa con el estandarte del emperador, acompañado de las águilas imperiales. La presencia de representaciones humanas en la Ciudad Santa exaltó a los judíos. Fueron a protestar en masa a Cesárea, a la residencia de Pilato. Allí estuvieron vociferando durante cinco días. Al final, Pilato, cansado de tanto griterío, los amenazó con la tropa que ya tenía preparada. Ellos, lejos de temer, hicieron el gesto de desnudar sus cuellos, demostrando que estaban dispuestos a morir. Ante esta reacción inusitada, mandó quitar las imágenes y estandartes de Jerusalén. Poco tiempo después hizo lo mismo. Parece que recibió órdenes de Roma como se desprende de lo que vamos a decir.

Unos años antes, concretamente en el año 19 de nuestra era, cuatro judíos representativos de la comunidad de Roma engañaron a una tal Fulvia, esposa de un alto dignatario llamado Saturnino, amigo de Tiberio. El emperador, instigado por su amigo, mandó expulsar a todos los judíos de Roma y alrededores. El hecho de la expulsión tuvo graves consecuencias no sólo en Roma, sino también en muchas provincias del imperio. Se suscitó además, un clima antijudío con repercusiones en el mal trato que se les daba y sobre todo el que los prefectos enviados a Palestina llevaban órdenes concretas de reprimirlos. Se ha de tener en cuenta esta circunstancia para comprender la actitud de Pilato en Palestina y no acusarlo de que no atendía bien los intereses de Roma en la zona, y que, en vez de atraer a sus subordinados, sentía hacia ellos vivo desprecio que repercutía en su proceder con ellos, buscando ocasiones para humillarlos. Además, sabemos que Tiberio sentía gran antipatía por los judíos y el "todopoderoso Sejano", jefe de la guardia imperial, era el prototipo del antisemitismo.

Tomó dinero de las arcas del Templo

Otro de los casos sucedidos durante su mandato fue con ocasión del acueducto que construyó para llevar agua desde las cercanías de Belén a Jerusalén. Necesitaba dinero para costear la obra y lo tomó de las arcas del Templo de Jerusalén. Herodes el Grande también lo había hecho y, aunque fue criticado, el hecho no tuvo mayor repercusión. Pero en este caso el que lo hacía era pagano y además invasor. El hecho suscitó una rebelión. Para reprimirla, Pilato usó una táctica curiosa. Envió soldados a Jerusalén, vestidos de paisano, sin espadas, como cualquier otro judío, pero con un garrote camuflado entre la ropa. Llevaban órdenes de entremezclarse con la gente alborotada y dar garrotazos a todo el que gritara. Como consecuencia de los golpes murieron muchos judíos, otros perdieron la vida pisoteados por la multitud que huía despavorida por las estrechas calles de la ciudad.

Pilato y los samaritanos

El peor de los hechos sucedidos durante su mandato fue el del año 35 de nuestra era. Un iluminado samaritano convenció a muchos para que se alzasen contra los romanos ante la proximidad de los tiempos mesiánicos. El pueblo tomó las armas y se dirigió a Tarante, Monte Garizim. Pilato se anticipó y con sus tropas ocupó el camino que iba al monte sagrado de los samaritanos. Murieron muchos. Otros fueron hechos prisioneros y ejecutó a gran número de gente principal. Pilato esta vez tuvo mala suerte. La operación de su ejército en las faldas del monte coincidió con el nombramiento de un nuevo legado para Siria, del que dependía Palestina. Era Lucio Vitelio. Este, siguiendo su costumbre, quiso informarse de todo lo que había sucedido en la región revisando los archivos. A su vez, los samaritanos, repuestos del susto, enviaron una comisión para quejarse de los sucedido con Pilato, aduciendo que no se habían sublevado contra Roma.

Vitelio, mal compañero de Pilato, lo relevó de su puesto y lo envió a Roma para dar explicaciones al emperador. Tras 54 días de viaje, desembarcó en Italia días después de la muerte de su protector Tiberio, acaecida el 17 de marzo del 37. No sabemos más de él. Lo que sí sabemos es que todas las personas designadas por el emperador para un cargo, perdían sus funciones y pasaban al estado civil, si el emperador no les renovaba el nombramiento. Por eso, todo lo que después de su destitución se ha dicho de Pilato pertenece al género de la leyenda. Los franceses, por ejemplo, lo hicieron morir en Viena del Delfinado, como hicieron venir a Francia a otros personajes evangélicos, como a Marta, María y Lázaro. Son leyendas que aparecieron en los siglos X y XI.

Pilato y el proceso de Jesús

Respecto al comportamiento de Pilato en el proceso civil de Jesús, vemos que una y otra vez quiso salvar a Jesús. Ante una multitud que presionaba, que amenazaba con acusarlo a Roma, cedió. De haber sido Pilato plenamente contrario a Jesús, los evangelistas no hubieran recalcado tanto y tanto su voluntad de querer salvar a Jesús de la muerte en la cruz. Pilato se encontró entre la espada y la pared, por lo que cansado y asqueado del caso y de los que lo promovieron, sin saber qué hacer, lo remató con un procedimiento jurídico, valedero para las provincias del imperio, que constaba en la "Lex lulia", llamado "Extraordinaria cognitio". De todos modos, condenando a Jesús, fue moralmente culpable y jurídicamente responsable: "El que me entregó a ti, tiene más culpa que tú" (Jn 19,11).

Como nota curiosa anotemos que la Iglesia de Etiopía celebra el 25 de junio su fiesta como mártir, y la Iglesia griega ortodoxa, el 27 de octubre, celebra la de su esposa Prócula.

Esta lapida contiene la única inscripción que se conoce con el nombre de "Pilato", quien entrego a Jesús a los romanos para que le dieran muerte

Décadas antes, durante una excavación en las ruinas de Cesárea Marítima, antigua sede del gobierno romano en Judea, se encontró una lapida con una inscripción muy deteriorada, y que los especialistas tradujeron así: "Poncio Pilato, prefecto de Judea, ha dedicado al pueblo de Cesárea un templo en honor de Tiberio".

Este se considera un hallazgo extraordinario, ya que es la única inscripción donde figura el nombre de Pilato y comprueba la existencia del hombre mencionado en los Evangelios, como el gobernador romano de Judea que mando azotar al Nazareno, para después ejecutarlo.

Durante los últimos 40 años, los arqueólogos han encontrado datos que corroboran el trasfondo histórico de los Evangelios, y de la tortuosa muerte en la cruz como a continuación lo compartimos con ustedes en el siguiente hallazgo científico.

En 1968, se descubrieron en una cueva funeraria al norte de Jerusalén, los restos óseos de un hombre crucificado y torturado severamente. Este fue un hallazgo excepcional, ya que aunque los romanos torturaban y crucificaban a millares de presuntos delincuentes, nunca se habían encontrado restos de los condenados.

El esqueleto, estaba perfectamente bien preservado en un osario de piedra (tal y como se acostumbraba hacerlo en el siglo I), tenia al morir entre 25 y 30 años de edad. Mostraba heridas de perforación con clavos en las muñecas y le habían doblado y separado las rodillas, atravesándole los talones con clavos de hierro (aun tenia uno incrustado en el hueso de un pie). Aparentemente, también le habían fracturado las tibias de ambas piernas, lo cual se confirma en el Evangelio según San Juan 19:32-33 y que dice: "Vinieron pues los soldados y rompieron las piernas al primero y luego al otro que había sido crucificado con El".

Siempre se había creído que los cadáveres de los crucificados, eran arrojados a una fosa común para que lo devoraran los animales, pero a veces, los romanos permitían sepulturas como la que según la Biblia, se le había dado a Jesús.

Nuevamente la Arqueología moderna nos a corroborado mas pasajes de Las Sagradas Escrituras, y tu, todavía no crees?

Ver

http://www.creeleadiosministerios.org/Ciencia_y_Biblia/pilato.html


lunes, 21 de septiembre de 2009

Ireneo de Lyon

Ireneo de Lyon


Ireneo de Lyon conocido como San Ireneo (n. Asia Menor, 130 - m. Lyon, 202) fue Obispo de esa ciudad desde 189. Considerado como el más importante adversario del gnosticismo del siglo II.

Ministerio Cristiano

Fue discípulo, considerado el mejor de todos, del obispo de Esmirna, Policarpo, discípulo, a su vez, del Apóstol Juan. Policarpo le envió a las Galias (157). En Lyon donde se registró una cruel persecución que causó numerosos mártires entre los cristianos, fue ordenado sacerdote y desde el año 177 ejerció allí como presbítero. Fue enviado al Obispo de Roma Eleuterio, para rogarle mediante "la más piadosa y ortodoxa de las cartas", en nombre de la unidad y de la paz de la Iglesia, para que tratase con suavidad a los hermanos montanistas de Frigia.

Explicó que al rechazar a los falsos profetas había que acoger el verdadero don de profecía. Pese a rechazar los "excesos carismáticos" y apocalípticos del montanismo, consideró que no se podía prohibir las manifestaciones del Espíritu Santo dentro de las iglesias romas.

Sucedió a Potino en la sede episcopal de Lyon desde el 189 e intervino ante el obispo romano Víctor (190), para que no separara de la comunión a los cristianos orientales que celebraban la Pascua el mismo día que los judíos. No se tiene certeza sobre la fecha de su muerte, pero se estima ocurrió entre el año 202 y el 208.

El nombre de San Ireneo está vinculado, sobre todo, a la polémica contra los gnósticos.

José Grau

José Grau

José Grau es un conocido teólogo, pensador y escritor; nació el 1 de enero de 1931.

Su encuentro con Cristo en la década de los cincuenta se produce en plena efervescencia y fervor del nacional-catolicismo. “Incluso en los años de mi ateísmo, y aún por reacción, Dios era un tema profundamente serio para mí —dice— Lo que despertó mi inquietud espiritual no fue tanto el más allá como el más acá. No la muerte sino la vida y su significado. No era la huida de la vida sino el encuentro con la misma, lo que me llevó a interesarme por el Evangelio”.

Su familia, con la sola excepción de su abuela, no era religiosa. Un tío suyo le suministraba toda clase de lecturas clandestinas ateas como Voltaire y Volnay, y revistas anarquistas de la época de la República. El ateísmo pasa al agnosticismo, llegando a una etapa de incertidumbre alimentada especialmente por los Pensamientos de Pascal. Es entonces cuando tiene sus primeros contactos con la Iglesia Católica Romana, por medio de un párroco de barrio, sintiéndose defraudado por su sacramentalismo, ritualismo y profesionalismo impersonal.

Su lectura de las Confesiones de Agustín tiene un efecto contrario al que supuso el cura que le recomendó su lectura. El catolicismo de Agustín del siglo V no tenía nada que ver con el romano. Hay dos hitos importantes en su conversión: una porción del Evangelio de Juan leída en la sección religiosa del periódico El Correo Catalán y una Biblia de segunda mano que encuentra en el mercado de San Antonio de Barcelona, un domingo por la mañana. Es entonces cuando tiene sus primeros contactos con algunos protestantes, comenzando a asistir a algunos cultos evangélicos. Y tras una noche en vela, orando y buscando a Dios, comprende que Jesucristo es la revelación y salvación de Dios. Pero será otra noche después, que acepta a Jesús como su Salvador y Señor, sintiéndose inundado por su presencia, lleno de confianza y paz del Espíritu de Dios.

UNA INMENSA LABOR
Su inmensa labor literaria, gran parte de ella al frente de Ediciones Evangélicas Europeas (EEE), con la fiel ayuda de su esposa María Beltrán, no ha estado nunca exenta de dificultades. Desde los problemas de libertad religiosa que llevan a hacer que sus libros aparezcan editados por una editorial norteamericana de Grand Rapids (International Publications) o con un falso pie de imprenta en Suiza, cuando estaban hechos en Barcelona, hasta la superficialidad del lector que prefiere lo que René Padilla ha llamado alguna vez “basura evangélica con lindas cubiertas”.

EEE fue concebida en 1958, pero no fue alumbrada hasta el siguiente año, cuando fue invitado por José M. Martínez a formar parte del equipo de la Misión Evangélica Europea de Suiza, y se publican dos títulos. Pero el Viernes Santo de 1960 la policía confisca cerca de cuatro mil ejemplares de los mismos. Al año siguiente, en 1961, es procesado bajo la acusación de imprimir “literatura clandestina”, después de la confiscación de todos los libros y más de sesenta mil folletos, siendo destruido todo este material.

El 13 de diciembre de ese año el diario británico The Times publica la noticia las sentencias de un mes y un día de cárcel para Grau y otro tanto para el impresor, Salvador Salvadó. Fichado por la policía franquista, y por temor de ver destruido una obra tan costosa como Concilios (2 vols), la firma bajo el seudónimo de Javier Gonzaza.

Ha sido profesor del Instituto Bíblico y Seminario Teológico de España (IBSTE) de Castelldefels (Barcelona) y del Centro Evangélico de Estudios Bíblicos (CEEB). También ha dado muco de su tiempo a organismo como la Alianza Evangélica Española, cuya Comisión de Teología ha dirigido y representado en varios congresos internacionales, siendo hoy una de las mayores autoridades protestantes del mundo en el campo del catolicismo-romano.

Fue uno de los oradores del Congreso Europeo de Evangelización que tuvo lugar en Amsterdam (Holanda, 1971).

Como parte del Comité de la Unión Bíblica, ha escrito abundante material devocional sobre muchos libros de la Escritura, pero también un buen número de comentarios bíblicos de gran valor académico. Su pensamiento, crecientemente influenciado por la teología reformada, se caracteriza por su enorme inquietud intelectual, revelando un aspecto tremendamente polifacético.

Su postura de escatología amilenial, o no dispensacionalista, y su denuncia de la “escatología-ficción” le atrajo buen número de críticas, de las que ha salido reafirmado en su doctrina.

Su curiosidad por la actualidad le ha hecho estudiar con seriedad muchos temas sociales, políticos y culturales, desde una perspectiva cristiana, introduciendo el pensamiento de F. Schaeffer (v.) en todo el mundo de habla hispana. En su colección de Pensamiento Evangélico Contemporáneo han aparecido, por primera vez en castellano, fieles traducciones autores protestantes de la importancia de Stott, Morris, Berkouwer, Kevan, Hoekema o Stibbs.

BIBLIOGRAFÍA
El cristiano, ese desconocido; ¿Qué es la verdad?; Se les llamó cristianos; ¿Ha hablado Dios?; Aquí va la respuesta; Una respuesta evangélica; La otra violencia; ¿Jesucristo Superstar?; ¡Buenas noticias!; Goza de la vida; ¿Todas las religiones son iguales?; El fundamento apostólico; Catolicismo Romano (2 vols.); Introducción a la teología; El amor erótico; ¿Qué hacemos con...?; Escatología; Estudios sobre Apocalipsis; Las profecías de Daniel; ¿Por qué, Señor, por qué...?; Génesis-Exodo; El más inspirado cántico de Amor; Eclesiastés.

Fuente: Editorial CLIE

José Grau en América Latina

Escucharle de viva voz ha sido para mí conmovedor e impactante. La muy oportuna entrevista que le han hecho en eMisión, cuya liga colocó en su menú Protestante Digital, me impulsó a escribir este artículo. A don José no le conozco personalmente, pero su nombre y los beneficios de su ministerio me han acompañado desde las primeras semanas posteriores a mi conversión, en mis agitados años de la adolescencia.

Estoy seguro que casos parecidos al mío existen por todas partes del mundo hispanoamericano. A México llegaban los libros de Ediciones Evangélicas Europeas, los que descubrimos en una librería de la ciudad de México que ya no existe, “La Antorcha”. En el grupo estudiantil evangélico del que era parte, devorábamos los volúmenes editados en España por don José Grau. Esas obras nos ayudaron a conformar, sobre la marcha, tanto un entendimiento de nuestra nueva fe como nos dotaron de herramientas apologéticas para presentar el Evangelio en muy diversos foros de la siempre dinámica Universidad Nacional Autónoma de México. Conservo con profundo agradecimiento esos libros, cuyo turno para leerlos esperábamos ansiosos quienes conformábamos la célula evangélica universitaria. Tales obras fueron leídas con avidez, releídas cuidadosamente, y centro de prolongadas conversaciones de un grupo que vivía con intensidad su descubierta fe cristiana.

Un libro nodal para el protestantismo latinoamericano que estaba construyendo una teología bíblica y contextualizada, fue publicado por la editorial heroicamente impulsada por José Grau y su esposa, doña María Beltrán. Ese libro recogió las ponencias presentadas en la Consulta fundadora de la Fraternidad Teológica Latinoamericana (12 al 18 de diciembre de1970, en Cochabamba, Bolivia), su título: El debate contemporáneo sobre la Biblia. Los resultados del coloquio fueron editados en 1972, la tarea la llevó a cabo el coordinador del evento, Pedro Savage, quien tuvo el apoyo de José Grau para hacer públicas las deliberaciones que tuvieron lugar en las instalaciones de un sencillo seminario teológico.

Me imagino que entonces (1972, año de publicación del Debate) fue una aventura, y/o amplitud de miras, invertir tiempo y recursos por parte de don José para dar a conocer los pasos iniciales de la FTL, movimiento que, con los años, renovaría la teología protestante/evangélica latinoamericana y tendría repercusiones en otros continentes. Fue Ediciones Evangélicas Europeas, no alguna editorial protestante de América Latina, la que se atrevió a lanzar un libro “subversivo”, leído con sospecha por el evangelicalismo más conservador y con escepticismo por el protestantismo ecuménico, entonces seducido por el pensamiento revolucionario. Unos consideraron la obra como muestra de un izquierdismo peligroso, otros la criticaron por cuestionar las premisas marxistas adoptadas por teólogos que le daban primacía al cambio social por vías insurrecciónales.

De las tareas editoriales y autorales de José Grau destaco un libro que debería reeditarse y difundirse ampliamente en el vasto mundo de habla castellana. Tengo en mente el volumen El fundamento apostólico (la primera edición es de 1966, y la segunda –la que poseo- de 1973), pequeño gran libro en el que don José nos dio a conocer a muchos las riquezas del pensamiento teológico de Bruce, Cullman, Ramm, Ridderbos y Stonehouse, entre otros. Un esfuerzo monumental de investigación y escritura, y adicionalmente editorial, de José Grau lo representa su trabajo en dos volúmenes Catolicismo romano, orígenes y desarrollo (Ediciones Evangélicas Europeas, 1987-1990, 2ª. Edición, 1418 pp.). Es de resaltar que la primera edición debió ver la luz de forma casi clandestina, y, para protección del autor, con el seudónimo de Javier Gonzaga. La razón: la unión del franquismo con la Iglesia católica hacía en extremo difícil el trabajo de los protestantes en España. La osadía de publicar libros sin el imprimatur de las autoridades católicas le valieron a don José y su esposa decomisos de lo publicado, vigilancias policíacas y sufrir encarcelamientos.

Hoy, con todas las facilidades que provee la tecnología, es perfectamente posible recoger el fondo editorial de Ediciones Evangélicas Europeas y compilarlo en uno o dos discos compactos. Se podrían hacer ediciones facsimilares, que conservaran para las nuevas generaciones una herencia riquísima, acumulada en condiciones de persecución. Alguien, en España, de las varias instituciones evangélicas a las que contribuyó a formar don José, podría impulsar este proyecto. Porque su obra editorial es ejemplar, un estímulo para quienes nos quejamos de falta de mejores condiciones para forjar libros y distribuirlos en Hispanoamérica. Escuchar, en la entrevista hecha a don José en eMisión, que solamente dos, él y su esposa, eran todo el personal de Ediciones Evangélicas Europeas, es un acicate y testimonio que nos inyecta esperanza para continuar en el arduo trabajo de escribir y organizarnos para editar libros que no muchos leen, pero que a largo plazo pueden germinar en vidas y lugares insospechados.

Otro proyecto para reconocer el ministerio de José Grau y María Beltrán va por el lado de producir un libro. Sus capítulos estarían redactados por quienes examinasen las distintas facetas de la pareja. Porque además de Ediciones Evangélicas Europeas, don José ha sido docente en varias instituciones teológicas, mayormente españolas. De los muchos que le han escuchado predicar, habrá seguramente quien pudiese plasmar por escrito esa dimensión de un personaje que centra sus creencias y conducta en la autoridad de la Palabra. Lo mismo es válido para su vocación pastoral, que, imagino a la distancia, ha sido amorosa y fructífera en la vida de quienes ha servido en las comunidades de fe con las que ha estado comprometido. En fin, su multidimensional servicio a la Iglesia evangélica hispanohablante pudiese recogerse en ese hipotético volumen de homenaje a don José.

Solicito a quien, o quienes, decidan emprender esta tarea que este breve artículo sea considerado como la contribución de alguien que aunque no conoce personalmente a don José Grau, sí le tiene muy cerca de su agradecido corazón.
Carlos Martínez García es sociólogo, escritor, e investigador del Centro de Estudios del Protestantismo Mexicano.

fuentes bibliograficas

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Witness Lee

Witness Lee



Witness Lee (李常受, pinyin Lǐ Changshou) (1905 a 9 de junio de 1997) fue un predicador cristiano chino relacionados con el polémico movimiento de las iglesias locales [1] y el fundador del Living Stream Ministry. Nació en Chifú, provincia de Shandong, China, en 1905, a la familia de un Bautista del Sur. Se convirtió en un nacido de nuevo cristiano en 1925, después de escuchar la predicación de la Paz Wang Dang. Más tarde, fue influenciada por la tarde China Obrera Cristiana Watchman Nee. Witness Lee trabajó con él en Shanghai y más tarde se trasladó a Taiwán en la década de 1940 como los comunistas estaban avanzando en China.Durante la década de 1950, Lee trabajó con T. Sparks, que se celebró conferencias con él en Taiwán en 1955 y 1957. En 1948, Lee extendió su ministerio de Taiwán a las ciudades en Malasia e Indonesia. En 1950 su ministerio llegó a Manila, Japón, en 1957, los Estados Unidos en 1958, y se extiende a otros países en las Américas y África, entre ellos Ghana en 1972.

El ministerio de Witness Lee hizo hincapié en la experiencia de Cristo como la vida "y los creyentes como Cuerpo de Cristo. [2] Fue su convicción de que la meta de Dios sólo puede llevarse a cabo como creyentes renuncien a toda forma de sectarismo, adopten la posición adecuada como un iglesia de su localidad, y mantener la unidad del Cuerpo de Cristo. Las iglesias locales Estos "" pronto se establecieron en el hemisferio occidental y el Asia sudoriental. En la última década, un número de iglesias han sido fundadas en Rusia y en países de Europa oriental. [3] El movimiento de la Iglesia local está ahora en el Oriente Medio, África y Asia meridional. [4]

Mientras Lee afirmó que sus enseñanzas fueron parte de la fe cristiana original, su versión de Recuperación de la Biblia y algunos de sus grandes enseñanzas han sido criticados como cultlike y herética por los teólogos cristianos evangélicos y generales y ministros. En 2001, la organización de Lee, Living Stream Ministry, demandó a la Cosecha Los editores de libros para la inclusión de las Iglesias locales en una enciclopedia de las sectas y nuevas religiones. Ellos perdieron su traje. En enero de 2007, más de 70 teólogos y pastores de siete países, publicó una carta abierta que detalla la forma en que la enseñanza de Lee y Living Stream creyentes Ministerio separado de verdadero cristianismo. [5] Se pide a Iglesias locales para poner fin a su alienación de las confesiones cristianas.

Biografía


Primeros años
En China (1922 - 1948)

Witness Lee nació en 1905 en el norte de China en una familia cristiana. A la edad de 17 años fue (nacidos de nuevo) y de inmediatoconsagrada dedicó a predicar el evangelio por el resto de su vida [6]. Al principio de su servicio, conoció a Watchman Nee, un predicador influyente, maestro y escritor. Witness Lee trabajó junto con Watchman Nee bajo su dirección. En 1934 Witness Lee se encargó de la publicación del ministerio de Watchman Nee, llamada Librería evangélica de Shanghai.

En el año 1934 Witness Lee viajó casi toda China, predicando el evangelio, ministrando la Palabra a los creyentes, y el establecimiento de lo que llamó la iglesias locales. En la provincia de Chekiang de la China, muchos de sus iglesias locales fueron establecidos como resultado de su trabajo allí. Desde finales de 1935 hasta el verano de 1937, Witness Lee estableció iglesias en Beijing y Tianjin. También viajó a las provincias de Suiyuan, Shanghai, y Shensi a predicar el evangelio, se acumulan los creyentes y de establecer "las iglesias locales".

Empezando el 1 de enero de 1943, hubo un resurgimiento en la iglesia de Chifú durante el cual algunos creyentes consagraron sus vidas al Señor Jesús y algunos viajaron a noroeste de China a distancia para el evangelio. Hacia el final de ese tiempo, en mayo de 1943, Witness Lee fue detenido por el ejército japonés, y fue encarcelado durante un mes. [7] "

En Taiwán (1949 - 1962)

En 1949, Witness Lee fue enviado por Watchman Nee y sus otros compañeros de trabajo de Taiwán. Witness Lee continua operación de publicación Watchman Nee fuera de China, como la Librería evangélica de Taiwán. El número de creyentes en las Iglesias locales en Taiwán, recién huido del continente, continuó creciendo durante los próximos años. [8]


Últimos años
En los Estados Unidos (1962 - 1997)

En 1962 Witness Lee llegó a los Estados Unidos. Vivió durante años en Los Ángeles y se estableció en Anaheim, California, donde creó la corporación no lucrativa Living Stream Ministry para gestionar las publicaciones y la formación. Durante sus 35 años de servicio en los EE.UU., Lee emisión y entrega de varios miles de discursos. Le dio su última conferencia en febrero de 1997 a la edad de 91 años. Lee murió en junio de 1997 en el sur de California. [9]

Ministerio y las enseñanzas de
terreno de la iglesia
Witness Lee cree que uno de los elementos primarios que Dios usa tanto Watchman Nee y de sí mismo para recuperarse, fue el camino para que los creyentes en Cristo para que permanezca en la unidad. Witness Lee enseñó dos aspectos de la iglesia del Señor (local y universal). Él creía que las iglesias deberían ser la expresión del Cuerpo de Cristo en una localidad. Según Lee, el aspecto universal de la iglesia fue presentado por el Señor Jesús en Mateo 16 y por los apóstoles en el Hechos y las Epístolas (1 Cor. 12:3). El aspecto de cada iglesia local fue presentado por el Señor Jesús en Mateo 18 y por los apóstoles en Hechos (8:1, 13:1; 14:23), las Epístolas (Romanos 16:1; 1 Cor. 1:2; Gálatas1:2), y Apocalipsis (1:14). [10]

Lee enseñó que la expresión de esta unidad se inicia con la práctica de los creyentes en la reunión de la ciudad como la iglesia en esa ciudad (por ejemplo, las epístolas de los apóstoles, dirigida a "la iglesia en Efeso", "la Iglesia en Corinto", "la iglesia en Tesalónica ", etc) [11] de un solo cuerpo de ancianos en cada ciudad (con muchos ancianos) (Tito 1:5, Hechos 14:32) y la aceptación de todos los creyentes en Cristo como los miembros de la iglesia en cada ciudad, independientemente de la raza , las diferencias culturales, sociales, doctrinales o de observación, siempre y cuando mantenga la fe común. Nee convocado esta reunión en la práctica "el terreno de la unidad" (ver Las iglesias locales). Lee continuó enseñando esto después de ser enviado por Nee fuera de China. La reunión de creyentes de esta manera podrá declarar que "nosotros somos la iglesia", con el entendimiento de que el "nosotros" es inclusiva, no exclusiva de algunos. Él creía que la pertenencia a una denominación como la bautista, metodista y católica, etc, fue divisivo y en contra de las personas han heredado la unidad en Cristo. [12]


El recobro del Señor
El término "recuperación del Señor" se refiere a la creencia de Lee de que Dios se está moviendo para recuperar muchas de las prácticas vitales, que incluyen pero no se limitan a tomar la posición apropiada en el terreno de la iglesia. Los creyentes deben invocar el nombre del Señor repetida y continua, "orar-leer" la versión de recuperación de la Biblia, incluyendo sus notas y títulos; testificar en reuniones de la iglesia, tanto en grupos pequeños en las casas de los creyentes y en las salas de reunión más grande. Según Witness Lee, el recobro del Señor se remonta a muchos incluyendo a Martin Lutero y los reformadores, Madame Guyon, Conde Zinzendorf, [13 los Hermanos moravos, John Nelson Darby, los Hermanos de Plymouth, Watchman Nee, y él mismo.] Como resultado, las iglesias locales con frecuencia se refieren a sí mismos como "la recuperación" y evaluar Nee y Lee con este resumen, "Watchman Nee fue sin duda un profeta de la revelación divina en la época actual, y Witness Lee era tan ciertamente un sabio de acuerdo con esta misma revelación divina en la época actual. "[9]


La economía de Dios
"La economía de Dios 'fue un tema importante de Witness Lee. Inglés La palabra "economía" es la forma inglesa de la palabra griega "oikonomia", que se produce varios lugares en el Nuevo Testamento, pero se suele traducir como "dispensa". [14] Según Lee, muchos cristianos estaban familiarizados con la economía de Dios , pero es el tema de la Biblia, el sentido de la vida humana y el deseo del corazón de Dios. [15] Lo definió como acuerdo de la familia de Dios para que se imparte a Su pueblo escogido y redimido en su vida, suministro de vida y todo con el fin de obtener una expresión corporativa de Sí mismo a través de la construcción de la iglesia, que se consumará en la Nueva Jerusalén en la eternidad. Witness Lee enseña que la gran Babilonia representa a la Iglesia Católica Romana, la "madre de las rameras" y que sus "hijas", las prostitutas, representan las denominaciones protestantes. Él predicó que el sistema religioso del cristianismo, que incluye el catolicismo romano, así como sectarismo protestante sectaria culminaría en la gran Babilonia, sino que todos los vencedores en toda la era de la iglesia que permanecen fieles al ministerio de los Apóstoles, obtendrá el premio durante la reino milenario [16], y que todos los verdaderos creyentes sería finalmente construido juntos, que culminó en la Nueva Jerusalén, que es la novia gloriosa de Cristo. [17]

La Nueva Manera
En un intento de difundir y hacer crecer las Iglesias locales, Witness Lee pasó entre 1984 y el resto de su vida, definir y establecer "una nueva forma" debido a la degradación de la percepción y la vejez que se había introducido en las iglesias locales. [18] El nuevo forma consistía en 4 pilares fundamentales:
el establecimiento de reuniones en los hogares de acuerdo con el patrón establecido por la iglesia inicial (Hechos 2:46) [19]
va a proclamar la Palabra, especialmente a través de puerta en puerta (2 Timoteo 4:2,5) [20]
creciente en la vida a través de experimentar a Cristo de una manera cotidiana, para ministrar a Cristo como la vida (1 Pedro 2:2, 2 Corintios 3:3) [21] [22]
perfeccionar a los santos para funcionar adecuadamente en la iglesia por tener la práctica de la vida de la iglesia en los hogares (1 Cor 14:1,26,31, Rom 12:6) [23]
Mantener la unidad es primordial para su existencia como "iglesias locales" de pie en el terreno de la unidad. Esto se tradujo en el mantenimiento de las becas y la enseñanza de los apóstoles (Hechos 2:42) [24], la misma dieta espiritual (1 Corintios 10:4) [25], y un ministerio (2 Corintios 4:1) [26]. Aunque todos los creyentes son recibidos de acuerdo a Dios y no una doctrina o práctica (Rom 14:3) [27], los que causan división debe denegarse (Tito 3:10) [28]. A mediados de la década de 1980 cuatro dirigentes que habían estado con Witness Lee cree que desde hace años a las iglesias ya no practicaban la unidad bíblica y renunció como los ancianos y los compañeros de trabajo. Lee respondió llamando a "una rebelión de la fermentación", que debe ser "cuarentena". Este fue un término tomado de Levítico 13:4, y Números 12:14 ( "¡Cállate, fuera del campamento" hasta que quede limpio) [29]. A pesar de estas y otras dificultades en el trabajo de Witness Lee en relación con la nueva forma continúa en aumento y la propagación Iglesias locales de todo el mundo.

Relación con el cristianismo

Witness Lee que predicó el Apóstol Pablo dirigió a Tito como hijo de su "verdadera según la fe común" (1:4). Lee lo identificó como "la fe que es común a todos los creyentes" (Versión de recuperación, la nota). Judas exhortó a los creyentes a contender ardientemente por la fe: "Amados, utilizando toda la diligencia para escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario dirigirme a usted, y exhorto a contender ardientemente por la fe una vez dada a los santos "(Judas 3). Witness Lee declaró que esta es "la fe no subjetivo como nuestra fe sino la fe objetiva de nuestra creencia, refiriéndose a las cosas que creemos, el contenido del Nuevo Testamento como nuestra fe (Hechos 6:7, 1 Tim. 1:19, 3:9, 4:1, 5:8, 6:10, 21, 2 Tim. 3:8, 4:7, Tito 1:13), en la que creemos para nuestra salvación común. Esta fe ha sido entregada una vez que para que todos los santos ". [30]

Aunque Lee vio las iglesias locales como la celebración de la misma fe que el resto de la cristiandad y que los cristianos deben ser unificados, sus enseñanzas esenciales colocó en menos de amistad con muchos de sus hermanos cristianos. Lee se distanció y su movimiento de otros grupos de iglesias y organizaciones cristianas. En una carta abierta a los seguidores de Witness Lee, de 70 años de destacados eruditos cristianos y ministros de los siete países les pidió que dejen de hacer declaraciones que consideraban alienante de las Iglesias locales de otras iglesias cristianas. Se opusieron a Lee y la posición de las iglesias locales que, a

"El Señor no construye su iglesia de la Cristiandad, que se compone de la apóstata Iglesia Católica Romana y las denominaciones protestantes", [31]! "

Lee cree que no cualquier iglesia organizada en el principio fundacional de una iglesia por la ciudad (lo que él llamó "el terreno local de la unidad") fue apóstata. Pensaba que las iglesias como el reconocimiento de los servicios que asisten en otra cosa que una posición cualificada era pecado. Estados Lee,

Nombre de "La iglesia apóstata se ha desviado de la palabra del Señor y ser una herejía. La iglesia reformada, aunque se recuperó a la palabra del Señor, hasta cierto punto, ha negado al Señor por denominar a sí misma, teniendo muchos otros nombres, como luteranos, metodista, anglicana, presbiterianos, bautistas, etc ... Para desviarse de la palabra del Señor es apostasía, y para denominar a la iglesia tomando cualquier otro nombre que el Señor es fornicación espiritual. "[32].

Por tanto, aunque Lee trató de ser visto como una parte integral en la recuperación de las verdades cristianas y las prácticas junto a una larga lista de predicadores cristianos, el resultado iba a ser separado de la misma:

"Me temo que algunos de nosotros estamos todavía bajo la influencia negativa de la cristiandad. Todos tenemos que darnos cuenta de que hoy el Señor que está pasando y recuperarse plenamente en nosotros y nos lleve plenamente a cabo de la cristiandad." [33]
y,
"Pero la organización de las denominaciones en el que se no es de Dios. Las organizaciones confesionales han sido utilizados por Satanás para establecer su sistema satánico de destruir la economía de Dios de la vida de iglesia. "[34]

Estas y otras declaraciones de establecer una línea divisoria entre las Iglesias locales y otras instituciones cristianas. Lee importaba poco la aceptación de los contemporáneos de fuera de su movimiento. Él escribió,

"No nos importa para el cristianismo, no nos importa para la cristiandad, no se preocupan por la Iglesia Católica Romana, y no nos importa para todas las denominaciones, porque en la Biblia se dice que ha caído la gran Babilonia. Esta es la una declaración. cristianismo ha caído, ha caído la cristiandad, el catolicismo ha caído, y todas las denominaciones están caídos. ¡Aleluya! "[35]

Convencidos de que el cristianismo se había convertido irremediablemente corrupto, siguió a su propia teología, sobre la base de Nee. Hizo hincapié en un encuentro profundo, personal y constante con Dios, y una práctica, el compromiso diario a la propia Iglesia local. Lee creía, como lo Nee, que todo el trabajo cristiano, en última instancia en aras de la edificación de la iglesia y que todos los otros beneficios secundarios. Desde que él pensaba que el resto de la cristiandad, se organizó de una manera que invalida su posición como la iglesia propiamente dicha, no tenía nada que hacer allí.

Obras
Obras publicadas
En Inglés hay aproximadamente 200 libros por Lee disponibles, publicados por Living Stream Ministry. Muchos de sus discursos han sido editados y publicados en más de 400 títulos en hasta 11 idiomas diferentes, tales como el chino, coreano, español, etc [36]

Gran obra de Witness Lee, Estudio-vida de la Biblia, comprende más de 24.000 páginas de comentarios sobre todos los libros de la Biblia desde la perspectiva del disfrute de los creyentes y la experiencia de la vida de Dios en Cristo por el Espíritu Santo. Originalmente fueron mensajes orales sobre un número de años por Lee durante los entrenamientos a los creyentes que se reunieron en las iglesias locales.

Lee comenzó otra obra importante, la cristalización-Estudio de la Biblia, por medio de mensajes destinados a echar un vistazo a los puntos más altos, o "cristales", de cada libro de la Biblia. Lee murió antes de completar este trabajo.

Witness Lee fue el jefe de redacción de una nueva traducción del Nuevo Testamento al chino, al que llamó la versión de recuperación (chino).También ha dirigido su traducción al Inglés. Las denominaciones cristianas evangélicas y de largo recorrido han criticado la versión de Recuperación de la Biblia, diciendo que era inexacta y distorsionado las enseñanzas de la Biblia.

Witness Lee escribió, recopilado y traducido los himnos cristianos. De 1963 a 1964, Witness Lee escribió la letra de unos 200 nuevos himnos que se fusionó con himnos de otros autores. Se clasifican por tema para su edición de Himnos, por un total de 1348. [37]

Living Stream Ministry
En 1965 Witness Lee fundó Living Stream Ministry (LSM), una organización sin fines de lucro, con sede en Anaheim, California, que publica Witness Lee y el ministerio de Watchman Nee.

Los programas de radio
Un programa de radio de sus mensajes puede ser escuchado en las estaciones de radio cristiana en los Estados Unidos. [38]

Véase también

Las iglesias locales (afiliación)
Watchman Nee
Living Stream Ministry
Controversias de la Iglesia Local

Referencias

^ Http://www.open-letter.org/pdf/OL_PressRelease.pdf
^ Ministerio de Libros
^ "Empresario", AC Magazine, 1999 AC Media Inc.
^ Iglesias locales (contáctenos)
^ [1]
^ W. Lee Biografía
^ [2]
^ Emprendedor, AC Magazine, 1999 AC Media Inc.
^ Un b [3]
^ Lee, Testigo: Cristo como la Vida, pág. 117
^ La historia de la recuperación del Señor
^ "La recuperación del terreno de la iglesia"
^ La historia de la recuperación del Señor
^ (1 Timoteo 1:4, Efesios 1:10, 3:2; 3:9; 1 Corintios 9:17, Colosenses 1:25)
^ Economía de Dios
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=8751
^ La nota (s): Rev 22:21 # 3, Rev14: 8 # 1 (Versión Recobro)
^ Witness Lee, Nueva del Señor Way y hoy su Ministerio
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=2961
^ Http://online.recoveryversion.org/bibleverses.asp?fvid=6728&lvid=6731&ol=on
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=7772
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=4801
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=4608
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=2955
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=4415
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=4847
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=4054
^ Http://online.recoveryversion.org/FootNotes.asp?FNtsID=7124
^ Witness Lee, El problema intrínseco en la recuperación actual del Señor y sus Escrituras Remedio, Capítulo 3
^ Versión Recobro, Judas, nota 3
^ Witness Lee, El Nuevo Testamento Versión Recobro, nota 184 (Mateo 16:18)
^ Witness Lee, El Nuevo Testamento Versión Recobro, nota 83 (Apocalipsis 3:8)
^ Witness Lee, La Historia de la Iglesia y las Iglesias locales, p. 132
^ Witness Lee, "Mensaje de Treinta y Cuatro" en el Estudio-vida de Génesis, vol. 1, p. 464
^ Witness Lee, los siete espíritus de las Iglesias locales, p. 97
^ [4]
^ Witness Lee Himnos
^ Radio LSM

Enlaces externos

Detallada biografía de Living Stream Ministry

fuente bbiliografica: Wikipedia

Buscar este blog