lunes, 25 de mayo de 2009

Konstantin von Tischendorf

Konstantin von Tischendorf

Konstantin von Tischendorf.

Konstantin von Tischendorf, nació en Sajonia en el año 1815, era hijo de un médico forense. En 1834 con tan solo 18 años empieza a estudiar Teología y Filosofía, doctorándose en la especialidad crítico textual en el año 1838. Desde los inicios (incluso antes) de su doctorado le preocupaba la alta critica(corriente que intentaba socavar la autoridad de la Biblia, poniendo en duda la autenticidad del texto bíblico en sí) que teólogos vertían hacia las Escrituras.

Tischendorf, como eminente erudito, investigador de las Escrituras tenía que rebatir esas ideas hacia la Biblia.

La única forma de demostrarlo fue el estudio de escritos, libros, códices, etc., de la Escrituras. Por lo tanto toma la determinación de abandonar su vida cómoda como profesor, y se lanza a la búsqueda de estos por las bibliotecas, monasterios, de Europa e incluso fuera de ese continente. En 1844, llegó al monasterio de Santa Catalina en el Monte Sinaí, allí halló 129 hojas, de un códice, escrito en griego, perteneciente a lasEscrituras Hebreas o Antiguo Testamento del siglo IV. Se conocería posteriormente como Códice Sinaítico, los monjes del monasterio le dieron 43 hojas del preciado manuscrito.

En 1853, vuelve de nuevo al monasterio, y esta vez descubrió un fragmento del libro de Génesis del mismo códice. Ese mismo año, se le acaban sus recursos (de su propio bolsillo pagaba sus hallázgos e investigaciones), se ve en la necesidad de conseguir el patrocinio de alguien acaudalado que crea en sus investigaciones, abandona su país natal, fijándose en Rusia y en la persona del Zar.

(Rusia, había entrado en una era de cambios y reformas, el enfasis en la educación era primordial, la emperatriz Catalina II, era la promotora, había enviado a eruditos para que aprendieran hebreo en las universidades europeas, además fundó la Biblioteca Imperial de San Petersburgo, pero existía una deficiencia, solo contaban con seis manuscritos hebreos, los eruditos empezaban a traducir del hebreo al ruso las Escrituras)

El Zar Alejandro II, se dio cuenta enseguida de lo positivo que eran las demandas de Tischendorf, para sus propósitos, que auspicío la misma.

En 1859, por tercera vez visita el monasterio, esta vez, los monjes le dan más facilidades para sus investigaciones, hallando el resto del códice. Las pretensiones de Tischendorf, eran publicar el códice, propuso a los monjes que entregaran el códice al Zar, este a cambio podría utilizar sus influencias a favor del monasterio. Los monjes aceptaron pero, dejaron claro que el códice tendría que regresar al monasterio, (al final no se devolvió, el Gobierno Ruso pagó 7000 rublos, por el mismo a los monjes ortodoxos).

Una vez en Rusia, Tischendorf se dirige al Palacio Imperial de Invierno del Zar, allí le comenta, que seria muy provechoso la publicación del manuscrito, el Zar aceptó sin dilación.

Tischendorf, euforico escribiría:

"La Providencia ha dado a nuestra generación [...] La Biblia Sinaítica para que sea una luz clara y completa en cuanto al verdadero texto de la palabra escrita de Dios y por ayudarnos a defender la verdad estableciendo su autentico contenido".

Tischendorf, dedicó su vida y talentos a buscar manuscritos antiguos de la Biblia, y particularmente descubrió el Codex Sinaiticus una verdadera 'joya'.

Moriría en 1874, después de toda una vida dedicada a la investigación bíblica.

Buscar este blog

Cargando...