martes, 18 de marzo de 2008

EL PODER DE ACEPTAR LA PERFECTA VOLUNTAD DE DIOS

EL PODER DE ACEPTAR LA PERFECTA VOLUNTAD DE DIOS

por Pastor Valentín Solórzano

En el estudio anterior, hablábamos respecto del poder que como hijos de Dios tenemos, y decíamos que de conformidad con Filipenses 4:13 “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, sin embargo existe un único limite al poder que de conformidad con el conocimiento del evangelio se nos ha dado, ese poder amado hermano, es la soberanía de Dios.

Vivimos bajo la dispensación de un pacto de fe en el cual la única forma de lograr reinar en vida, es creyendo, por eso dice que el evangelio es poder de Dios para todo aquel que cree. Romanos 1:16. Quiere decir que para manifestar en nuestras vidas el poder de Dios que es el evangelio, hablábamos que tenemos que creer, ¿en que? En Dios, en el Evangelio, y en nosotros mismos como bendecidos y perfectos.

Ahora bien, creer en Dios significa creer en su soberanía, si nosotros consideramos que podemos hacer lo que nos da la gana, estamos cayendo en una tremenda soberbia, pues Dios es soberano, y hace como el quiere, no podemos mas que someternos a su voluntad, porque es perfecta, mientras que la nuestra está llena de temores. Cuando tu ves una película de terror, sientes miedos, y te preocupas por los protagonistas, porque no sabes el final de la película, pero si vuelves a ver la película un par de veces más, dejarás de sentir lo mismo, pues ya sabrás como termina. Ya no te imaginarás las cosas, sino estarás tranquilo porque ya sabes que es lo que va a pasar.

Lo mismo pasa con Dios, el vive en reposo, porque sabe que es lo que creó y conoce el final de todo, pues el lo creó y lo hizo como a el le dio la gana, nadie le puede meter gol a Dios, y si así fuera, el así lo preparó. Fíjate muy bien lo que dice el último párrafo de Hebreos 4:3: “ aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundacion del mundo” ¿Cuándo dice que estaban acabadas las obras de Dios? ¡desde la fundación del mundo¡ quiere decir hermano amado que Dios ya no hace nada, el terminó sus obras desde la fundación del mundo, el ya no está haciendo nada, el está en un eterno reposo, y vive en un eterno presente, lo que tu pidas o dejes de pedir, a Dios no le importa, porque sus obras están terminadas desde la fundación del mundo. Quiere decir que todo lo que el hizo, lo hizo en los siete días de los que habla Génesis, y no volvió a hacer nada, todo ha ido ocurriendo conforme el lo ha estipulado.

Pastor ¿y entonces el exodo del pueblo de Israel a la Tierra Prometida ? Estaba ya preparado desde la fundación del mundo ¿y los profetas? También Pastor ¿pero entonces Jesucristo? Aquí es precisamente donde quiero llegar hermanos amados.

Leamos Efesios 1:8.10: “Que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,” esto solo puede darse mediante la renovación de nuestra mente cuando conocemos la perfecta voluntad de Dios a través del conocimiento del evangelio cuando tu conoces el evangelio, conoces la voluntad de El y entonces tienes sabiduría e inteligencia y es cuando estas capacitado para poderlo todo en Cristo que te fortalece pues tienes su mente, y su sabiduría. Mira bien lo que dice el Verso 9 “Dándonos a conocer el misterio de su voluntad según su beneplácito, el cual se había propuesto en si mismo” Quiere decir este verso, dos cosas, una, que la mente de Cristo la conocemos a través de conocer el misterio de la voluntad de

Dios, sin conocer la voluntad de El no puedes creer en ti, porque no sabes quien de conformidad con su voluntad eres tu en Cristo. Y la otra cosa importantísima que nos enseña este verso, es que Dios es soberano, el hace como quiere. Verso 10 “de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.” Este versículo y el anterior, amado hermano, contesta tu pregunta pues Cristo estaba ya creado cuando se fundó la tierra, ya que Cristo es Dios mismo, dice que en el habita toda la plenitud de la deidad Colosenses 1:19 Dios creó todo y reposó para siempre de sus obras. Y lo que quiero decirte con todo esto, es que el reposó de sus obras para que en la dispensación del cumplimiento de todo, tu fueras quien se ocupe de todo en la tierra, el tiene el poder soberano sobre todo, y tu ahora eres quien tiene ese poder mediante la sabiduría y la inteligencia que hizo sobreabundar en ti mediante el conocimiento de su evangelio, en esto consiste el poder de Dios, tu no puedes manifestar el poder de Dios si no conoces su perfecta y soberana voluntad.

Es por esto que dice Romanos 12:2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaospor medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

¿Y cual es esa agradable y perfecta voluntad?

A continuación debemos estudiar en que consiste:

Efesios 1:3 “Bendito sea el Dios y padre de nuestro señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, Verso 4 según nos escogió en el antes de la fundacion del mundo para que fuésemos santos y sin mancha delante de el. Este versículo habla de escogencia, es decir de voluntad soberana de Dios. Verso 5: “ en amor, habiendonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.” Sigue mostrándonos su voluntad soberana Dios es quien hizo como quiso, su voluntad se ha manifestado toda la vida sobre la creación entera, no hay nada que el no haya hecho perfecto y a nosotros también en Cristo. Ahora, ¡el ya lo hizo todo¡ el reposó de sus obras, pero ahora nos toca a nosotros reposar de las nuestras, ahora es el momento de la iglesia ahora es cuando nosotros vamos a manifestar el Reino de Dios en la tierra mediante el conocimiento, y sometimiento de su perfecta voluntad.

Colosenses 2:8 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo y no según Cristo Verso 9 Porque en el habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad verso 10: y vosotros estáis completos en el que es la cabeza de todo principado y potestad. Quiere decir que la inteligencia y sabiduría que hizo sobreabundar sobre nosotros, no es simplemente nuestra inteligencia y nuestra sabiduría. Si analizamos la historia de la Filosofía , siempre el hombre ha tenido tres interrogantes, ¿Quiénes somos, de donde venimos, y hacia donde vamos? Y si estudiamos a cada uno de los miles de filósofos que existen, aunque nos dan cierta sabiduría humana, y cierta cultura, jamás han logrado contestar esas preguntas, y esto es así, porque solo la sabiduría que nos enseña Dios mediante el conocimiento del evangelio, nos hace verdaderamente sabios, y nos hace verdaderamente dioses (como hijos de Dios que somos) Quiere decir que todos somos inteligentes y sabios, pero con sabiduría e inteligencia humana, pero cuando conocemos el evangelio, realmente comenzamos a ejercer el diosado, que antes solo teníamos en posición, por eso dice Pablo que mientras el heredero es niño, en nada difiere del esclavo Gálatas 4:1.

Esto quiere decir que una persona si no conoce el evangelio, no sabe la voluntad de Dios, y eso es sinónimo de niñez. Es por esto que los niños tienen necesidad de que alguien los lleve de la mano, pues no saben como comportarse. Pero esto es peligroso, porque hay muchas niñeras que abusan de los niños que tienen a su cargo, y por eso es que vemos a tanta gente que sigue hombres y no a Cristo, que confía mas en sus pastores que en Cristo, que obedecen la voluntad de los hombres y no la de Cristo, pues conocen más lo que esos hombres enseñan y no lo que enseña Cristo. Conocen la sabiduría de los hombres pero no la de Cristo. Porque la sabiduría de Cristo, la voluntad soberana de El, no puede conocerse a través de doctrinas de hombres, o a través de la sombra del Antiguo Pacto. Solo puede conocerse mediante el conocimiento de la verdad, que es el Evangelio el cual es Poder de Dios para todo aquel que cree.

Hermano amado, la fe consiste en someterse a la agradable, perfecta y soberana, voluntad de Dios, si tu no estás sometido a esa voluntad, tu no estas capacitado para vivir por la fe, sino vivirás de ella como hacen muchos hoy en día.

Someterse a la voluntad de Dios, es creer lo que el dice de ti, y el dice que eres perfecto, santo y justo. Además dice que eso no dependió de ti, sino de el. 2 Timoteo 1:9 “Quien nos salvó, y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos.”

Ves dos cosas: Primero que no depende de nosotros la salvación, sino que nos fue dada ¿conforme a que? A su perfecta voluntad, conforme a lo que el quiso, conforme a la gracia que a el le plació darnos antes de los tiempos de los siglos, y no cuando tu aceptaste a Cristo o te confirmaste en la fe. Esos eventos sucedieron porque el también así lo quiso, no se cae la hoja de un árbol sin que el se de cuenta, a Dios nadie le mete gol porque es soberano. Imagínate al Real Madrid jugando fútbol con niños de dos años de edad. Definitivamente el equipo de infantes, solo podrá meterle gol al Real Madrid si sus jugadores se dejan, de lo contrario es humanamente imposible. Lo mismo pasa con Dios, el problema es que si tu crees que puedes meterle gol a Dios, eres demasiado soberbio. Pero si te sometes a su voluntad perfecta mediante la cual fuiste hecho bendecido, perfecto, completo y justo, entonces TODO LO PUEDES EN CRISTO QUE TE FORTALECE.

Pablo nos da una muestra de esa clase de sometimiento. Leamos 2 a los Corintios 12:7-9 “Y para que la grandeza de las revelacionesno me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee para que no me enaltezca sobremanera,” ; Verso 8 “respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor que lo quite de mí verso 9 “y me ha dicho: Bastate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto rebuena gana me gloriaré más bien de mis debilidades para que repose sobre mi el poder de Cristo.” Todos hermanos amados tenemos aguijones que nos avergüenzan, no delante de Dios, sino de los hombres y de nosotros mismos. Pero esos aguijones fueron puestos por Dios mediante un mensajero de Satanás cuando se creó el mundo, esos aguijones existen en nosotros, son deseos de nuestra carne, son enfermedades, son problemas económicos, morales, psicológicos, y toda clase de traumas e imperfecciones de nuestra carne, pero están allí también por la voluntad de Dios.

¿O crees tu que si Dios quisiera que tu carne fuera perfecta no la hubiese hecho así? Por supuesto que si, de lo contrario, caeríamos en la soberbia de pensar que podemos meterle gol a Dios. Pero, ¿para que está toda esa imperfección en nuestra carne, si nuestro espíritu es perfecto, santo, escogido, y completo?

Porque Dios dispuso que tu tomaras autoridad sobre todo lo que está en esta tierra, con el poder del evangelio. El quiso que la iglesia sometiera a toda la naturaleza mediante el poder que está en la ley de Cristo la cual es por fe y para fe. La ley de Cristo habla de la fe mientras que la ley de Moisés habla de las obras. Bástate la Gracia de Cristo porque su poder, que es el evangelio, se perfecciona en nuestra debilidad.

Quiere decir que cuando tu conoces la perfecta voluntad de Dios, que es la ley de Cristo, que es el evangelio, entonces el poder de Dios se perfecciona en ti, y entonces tu lo puedes TODO en Cristo que te fortalece. Por eso Pablo decía que Dios no nos dio espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio 2 Timoteo 1:7 ya que una persona que conoce el evangelio, sabe quien es Dios, conoce su perfecta voluntad, y conforme a lo que está escrito, sabe quien es , y cree que TODO LO PUEDE EN CRISTO QUE LE FORTALECE.

Por eso alguien que conoce el evangelio, automáticamente deja de seguir hombres, porque su mente es la de Cristo, por eso dice Hebreos 3:1 Por tanto hermanos santos participantes del llamamiento celestial, considerad al apostol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús. Tu no necesitas que nadie te diga que hacer, tu no necesitas que nadie te aconseje, tu eres quien está capacitado con la mente de Cristo para manejar tus problemas, tus penas, tus miedos, tu tienes la capacidad porque conoces la sabiduría misma de Dios y te sometes a ella, conoces su voluntad y te sometes a ella, entonces reposas de todas tus obras como Dios de las suyas: Hebreos 4:10 “Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras como Dios de las suyas”.

Por eso cuando un cristiano neotestamentario, tiene un problema, sabe como someter su carne a la obediencia a Cristo, y el problema también, pero así como sabe que puede someter el problema, también somete su carne a la obediencia a Cristo cuando entiende que su voluntad no puede cambiar a la de Dios, y por ende si Dios ha dispuesto de antemano que el problema no se resuelva, por ejemplo la muerte, entonces sabe someterse a la voluntad, con paz y gozo.

Los problemas son oportunidades, un cristiano neotestamentario, busca soluciones, no se asusta, no se preocupa, se ocupa, el somete a la obediencia a Cristo con el poder que le ha sido dado por el conocimiento del evangelio, El es lo suficientemente humilde para saber pedir ayuda, sabiendo que hay ángeles a su servicio, y estos con cuerpo humano, o con cuerpo celeste. Siempre habrá quien nos ayude a someter todo problema, toda enfermedad a la obediencia a Cristo.

Ahora bien. Someter la naturaleza a la obediencia a Cristo, implica, que no siempre nos va a gustar lo que suceda cuando esta se somete a la obediencia a Cristo, pero recuerda que todo ocurre para bien de los que aman a Dios Romanos 8:28, así que puede ocurrir que tu al someter la naturaleza a la obediencia a Cristo, en lugar de vivir, puedes morir, y en lugar de ser prospero puede quebrar tu negocio, pero estarás capacitado para todo, y si es la muerte, no tendrás miedo porque sabes quien eres, de donde bienes y hacia donde vas, si es la quiebra, ya estarás capacitado para triunfar en el próximo, pero reposa pues todo esta bien.

Tienes el poder de mover montañas, pero si al moverse, estas te caen encima, es para tu bien. Eso es tener la sabiduría para someterse a la voluntad de Dios, eso es el poder del evangelio obrando a través tuyo. Si al momento de someter la naturaleza a la obediencia a Cristo las cosas no salen como tu quieres, ten la seguridad que como a Dios nadie le mete gol, Es para tu bien, es para formarte con un cada vez mayor peso de gloria, por eso dice que la tribulación produce paciencia, la paciencia prueba y la prueba esperanza, y la esperanza no avergüenza porque el poder de Dios esta en ti. Romanos 5:3-5

De manera hermano amado que tu eres más que vencedor en Cristo, no te preocupes de nada, ocúpate de tus problemas con la sabiduría de Dios, y sometimiento a su perfecta voluntad, y pase lo que pase, tu vas de gloria en gloria, y nada puede separarte del amor de Dios porque eres un triunfador, eres perfecto en Cristo, tienes su mente, y eres parte de su cuerpo, la Iglesia .

Gracias te damos Señor Jesucristo por tu sabiduría en nosotros, gracias te damos porque estamos reinando en vida. Recibimos que todos nuestros problemas, que todas nuestras tribulaciones se someten a la obediencia a Cristo, declaramos que hay ángeles a nuestro servicio y que todo se resuelve para bien, que al someterse todo a la obediencia a Cristo, yo también me someto, porque reposo en la ley de la fe, la cual dice que sea que vivamos o que muramos somos del Señor, sabemos que somos prósperos, y declaramos que se manifiesta esa prosperidad en nuestras vidas, declaramos sanos nuestros cuerpos conforme a lo que está escrito y decimos que Cristo tiene todo en sus manos, y que el hace como quiere, pero que siempre es a favor de sus escogidos y amados. Gracias papi, por tanto amor, en tu nombre Amen.


Fuente:

Extraido y modificado de:

http://www.iglesiareformada.com/Solorzano_Poder_Aceptar_Voluntad.html

Buscar este blog

Cargando...